Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Poderosas razones para consumir jengibre y en qué casos es mejor evitarlo

El jengibre es una raíz que ha ganado popularidad por sus diversos beneficios a la salud.

Por M. Alejandra González

El jengibre es conocido por sus propiedades antibacterianas y antioxidantes.(Pixabay)

El jengibre es conocido por sus propiedades antibacterianas y antioxidantes. | Pixabay

La planta del jengibre pertenece a la familia de las Zingiberaceae. El jengibre es la raíz o rizoma de esta planta, que se puede reconocer fácilmente por su sabor picante, el cual proviene de los compuestos gingeroles y shogaoles que se liberan cuando el jengibre se seca o se cuece.

Aunque no es agradable para todos los gustos, el jengibre sigue ganando popularidad por sus diversos beneficios a la salud.

El jengibre es considerado un 'superalimento' por sus propiedades que han mostrado efectos positivos para la salud. Foto: Pixabay

Nutrientes y beneficios

Un artículo de Poder Del Consumidor destaca los siguientes nutrimentos y beneficios del jengibre:

Fuente importante de minerales como manganeso, hierro, magnesio, zinc, potasio, fósforo y calcio. Aporta vitaminas C, B3, B6, B1, B2, B9 y E.

Se le atribuyen propiedades antibacterianas y antioxidantes por su contenido de fitoquímicos como flavonoides, taninos, gingerol, shogaol y paradoles, los cuales contribuyen a retrasar el proceso de envejecimiento celular y combatir los radicales libres.

En personas con diabetes, esta raíz podría ayudar en el tratamiento de esta enfermedad disminuyendo los niveles de glucosa y colesterol sanguíneos al mejorar la circulación a través de su acción vasodilatadora. Por esta razón reduce también los problemas circulatorios como las várices.

El jengibre también es tradicionalmente conocido por ser útil en el tratamiento de enfermedades gastrointestinales. Al consumirse ayuda a producir saliva, por lo que facilita la deglución, se caracteriza por ser buen digestivo y puede ser utilizado como antiemético (evitar las náuseas y el vómito). Asimismo, se ha encontrado que puede combatir la falta de apetito.

El jengibre también es considerado un gran aliado para salud respiratoria, debido a que puede disminuir la inflamación de la garganta, es analgesico y auxiliar en la expectoración durante resfriados o gripe. 

Se ha descrito que esta raíz puede prevenir algunos cánceres, como el de próstata, y también puede retrasar la aparición de algunas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

Al contener cineol, líquido que se encuentra en algunas plantas, ayuda a la relajación, combate la ansiedad y también puede disminuir la migraña.

¿Quienes deben limitar o evitar el jengibre?

Cabe mencionar que se debe evitar el uso del jengibre muy frecuentemente en ambientes de calor extremo y tampoco se recomienda en personas con tratamiento para reducir la presión arterial como la nifedipina, el ditiazem, la isradipina o la amlodipina, o si se encuentran en tratamiento con anticoagulantes como la aspirina, la heparina, el naproxeno, el ibuprofeno o la warfarina, ya que el jengibre tiene efectos similares a dichos fármacos y puede potenciarlos negativamente.

Por otro lado, su uso en el embarazo es controversial, ya que se asocia a potenciales hemorragias y riesgo de aborto, por lo que es importante consultar con el médico antes de consumirlo habitualmente.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones