Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Overnight oats: La forma más fácil de disfrutar la avena y no saltarte el desayuno

Esta manera de preparar la avena puede salvar tus mañanas para que no te quedes sin desayunar.

Por Mundo Sano

La avena puede ser de gran ayuda para los desayunos fáciles y rápidos debido a que es un alimento vérsatil(Pexels)

La avena puede ser de gran ayuda para los desayunos fáciles y rápidos debido a que es un alimento vérsatil | Pexels

Seguro te ha pasado que en las mañanas se te hace tarde y prácticamente sales corriendo de casa y te saltas el desayuno. Una manera de evitar esto es dejar listo tu desayuno utilizando alimentos funcionales como es la avena. 

Este cereal cada vez gana mayor popularidad gracias a sus efectos de beneficio para la salud. Según estudios, las propiedades de la avena pueden ser auxiliares en la prevención de enfermedades crónico-degenerativas como es la diabetes. 

Un artículo de la revista del Consumidor señala que entre sus propiedades y beneficios destacan:

  • Auxiliar para controlar los niveles de glucosa en la sangre
  • Aliada para disminuir el colesterol malo (LDL) e incrementar el colesterol bueno (HDL)
  • Ayuda a reforzar el sistema inmune
  • Podría ayudar a retrasar el crecimiento de células cancerígenas
  • Su fibra ayuda a regular el tracto digestivo y favorece la flora intestinal
  • Es buena fuente de vitaminas del Complejo B (B1, B2, B3 Y B6) y E, además de minerales como el calcio, fósforo, magnesio, potasio, cobre y sodio

RECETA

Si quieres preparar unas deliciosas overnight oats o 'avena nocturna', por prepararlo en la noche para que esté listo por la mañana,  puedes seguir la siguiente receta de Héroes de Alimentos. 

Ingredientes

  • 1 taza de avena tradicional sin cocer
  • 1 taza de yogurt descremado
  • 1/2 taza de leche descremada o vegetal
  • 1/2 taza de arándanos frescos u otra baya de tu preferencia
  • 1/2 taza de trocitos de manzana (aproximadamente 1/3 manzana mediana cortada)

Preparación

  • En un tazón individual coloca la avena, el yogurt y la leche. 
  • Puedes agregar la fruta como topping de una vez o antes de comer por la mañana. 
  • Cubre y refrigera la avena entre 6 y 12 horas.

Una opción es agregar almendras troceadas o una porción de nueces trituradas. 

¡Listo! En la mañana solo deberás tomar tus overnight oats del refrigerador y disfrutar de este desayuno delicioso y práctico. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones