Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Los prebióticos, ¿para qué funcionan?

Hay una clara diferencia entre los prebióticos y los probióticos. 

 

Por Vanesa Rojas

Hay muchos alimentos que tienen prebióticos.(Pixabay.)

Hay muchos alimentos que tienen prebióticos. | Pixabay.

Los prebióticos funcionan como una fuente de alimento para los microorganismos del intestino. 

Necesitan pasar por alto la digestión y llegar hasta el colon. Los microorganismos se encargan de metabolizar y fermentar los prebióticos para sobrevivir. 

Este proceso de metabolismo y fermentación es beneficioso para la salud intestinal porque crea una variedad de otros subproductos que lo ayudan de varias maneras.

El arroz orma parte de la lista de los prebióticos. Pixabay

La investigadora de enfermedades digestivas y dietista registrada Gail Cresci, PhD, RD hace diferencia entre los probióticos y los prebióticos.

En el caso de los probióticos son microorganismos vivos que se aislan de los intestinos humanos. Cuando se consumen tienen efectos beneficiosos cuando se consumen en cantidades adecuadas. 

¿Dónde se encuentran los prebióticos?

Los prebióticos crean diferentes ácidos grasos de cadena corta según el tipo. Ayudan a  proporcionar energía a las células del colon, a la producción de mucosidad y ayudar con la inflamación y la inmunidad.

 Aunque hay varios tipos de prebióticos, tres de los más comunes están en  almidones resistentes, la inulina y la pectina.

La lista de los alimentos que los contienen son los siguientes:

  • Manzanas
  • Albaricoques
  • Zanahorias.
  • Judías verdes.
  • Melocotones
  • Frambuesas.
  • Tomates.
  • Patatas.
  • Plátanos verdes.
  • Cebada.
  • Avena.
  • Arroz.
  • Frijoless
  • Legumbres

Otros que integran esta lista son: 

  • Espárragos.
  • Raíz de bardana.
  • Raíz de achicoria.
  • Dientes de leon.
  • Ajo.
  • Alcachofas de Jerusalem.
  • Puerros.
  • Cebollas.
  • soja
  • Ñames silvestres.

Es importante aclarar que la experta recomienda incorporarlos a su dieta de forma lenta. "No pase la noche y comience a comer una tonelada de estos", aconseja.

Explica que cuando comiencen a hacer efecto en el cuerpo van a generar más gases. "Por lo que no desea un efecto inverso en el que se sienta súper hinchado o con gases . Esta debería ser una introducción gradual a su dieta”.

Con información de Cleveland Clinic. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones