Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

La comida y la forma en cómo influye el estrés en tu alimentación

Nuestro apetito puede verse afectado por el estrés y esto hace que algunas personas ignoren sus señales para alimentarse y así disfrutar de una buena comida. 

Por Vanesa Rojas.

El apetito por la comida se puede ver alterado por el estrés.(Pixabay.)

El apetito por la comida se puede ver alterado por el estrés. | Pixabay.

Muchos pueden ser los factores que ocasionen que el estrés afecte lo que comes.  De acuerdo la psicóloga Susan Albers de Cleveland Clinic hay una conexión definida entre el estrés y el apetito, pero esa conexión no es la misma para todos. 

Puede ocurrir que el estrés haga que las personas se abstengan de comer por períodos prologados, sin embargo a otras personas las puede convertir en comedores emocionales que mastican sin pensar . “Algunas personas comen en exceso cuando se sienten estresadas y otras pierden la noción de su apetito”, dice Albers.

Aquellos que dejan de comer están tan concentrados en su estrés que no escuchan ni sintonizan sus señales de hambre. Aquellos que comen en exceso intentan distraerse con la comida ".

El cerebro envía señales al cuerpo cuando nos sentimos muy estresados y envía lo que se le conoce como cortisol, que es la hormona del estrés.

Puede hacer que desees alimentos azucarados, salados y grasos, porque el cerebro cree que necesita combustible para combatir cualquier amenaza que esté causando el estrés.

El estrés puede hacer que busques aumentar excesivamente tu consumo de comida al día. Pixabay.

Lo otro que afecta el estrés fuera de la comida 

Según el especialista, el estrés también puede afectar el metabolismo de acuerdo a estudios. Citó uno en donde los participantes que informaron uno o más factores estresantes durante las 24 horas anteriores, quemaron 104 calorías menos que los  no estresados en las siete horas después de comer una comida rica en grasas.

Los investigadores dicen que experimentar uno o más eventos estresantes el día antes de comer solo una comida rica en grasas, puede ralentizar tanto el metabolismo del cuerpo que las mujeres podrían ver un aumento de peso de 11 libras en el transcurso de un año.

La mejor manera de combatir el estrés o la alimentación emocional es ser consciente de los factores que desencadenan la alimentación por estrés y estar preparado para combatir el impulso.

“Ayudar a regular el azúcar en sangre durante el día mantendrá su cuerpo estable y sus emociones en un campo de juego mucho mejor”, agrega.

El ejercicio regular y asegurarse de dormir lo suficiente todas las noches también puede ayudarlo a manejar mejor los desafíos que surgen todos los días, dice ella.

Con información de Cleveland Clinic. 

En esta nota
  • Comer
  • Estres
  • Alimentacion
  • Nutricion

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones