Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Hombre se atraganta y muere durante un concurso de comer pozole en Yucatán

Usuarios de redes sociales han criticado el hecho de que las autoridades no se preocuparán por la presencia de paramédicos en el lugar

Kimberly Salazar

Hombre muere en Yucatán comiendo pozole(PIXABAY)

Hombre muere en Yucatán comiendo pozole | PIXABAY

Dentro de las festividades patrias, un hombre de Yucatán falleció al participar en un concurso de comer pozole. El hombre de 48 años de edad se atraganto durante la competencia.

El trágico suceso se presentó en el municipio de Tinum, al este de Yucatán. El ayuntamiento de este había organizado un concurso para ver quién comía más rápido uno de los platillos tradicionales del país. Desafortunadamente, Hugo Ismael, se atragantó con un pedazo de pan francés. 

Un video capturado por los asistentes circula en redes sociales y muestra el momento exacto en que la persona se desplomó mientras participaba en una de las actividades relacionadas con las fiestas de septiembre.

Ante este lamentable acontecimiento, usuarios de redes sociales han criticado el hecho de que las autoridades no se preocuparán por que hubiera presencia del personal de protección civil o paramédicos que pudieran haber socorrido de forma inmediata al participante. 

Los atragantamientos son muy frecuentes y peligrosos

¿Cómo actuar ante un atragantamiento de comida?

Los atragantamientos son muy frecuentes, los más peligrosos son aquellos en los que un cuerpo extraño de tamaño sustancial obstruye las vías aéreas total o parcialmente: un hueso, un trozo de carne, un pedazo de manzana o incluso un objeto. 

En estos casos, recuerda que nunca debes tratar de extraer el objeto con las manos, pues sin querer podrías introducirlo más adentro. La forma de actuar depende de cómo se están desarrollando las circunstancias.

Si la víctima puede toser

Si la víctima del atragantamiento puede toser, lo mejor es no intervenir para dejar que el reflejo natural de la tos haga su trabajo. En contra de lo que muchas personas creen, es muy importante no palmear la espalda de la persona atragantada si está de pie o sentada, pues el cuerpo extraño podría desplazarse aún más adentro.

Sin embargo, si la tos no está surtiendo el efecto deseado y la persona se debilita, puedes ayudarla a doblarse por la cintura e inclinarse mucho hacia delante, para darle a continuación algunas palmadas enérgicas entre los omóplatos. De este modo, si el cuerpo extraño se mueve, será hacia afuera y no hay peligro de que se encaje aún más en las vías aéreas.

Si estas medidas no funcionan, es hora de hacer la maniobra de Heimlich, que también procede cuando la víctima no puede toser. Te explicamos cómo hacerlo en niños mayores de un año o adultos. 

Si la víctima no puede toser

Si la víctima no logra toser es porque sus vías respiratorias están totalmente obstruidas y corre peligro de morir por asfixia en pocos minutos.

En estos casos, tienes que actuar con calma y rapidez, empezando por preguntarle a la víctima si se está ahogando. Si la respuesta es sí, dile que la vas a ayudar, para que no se asuste cuando la manipules.

La maniobra de Heimlich no es difícil. En el vídeo a continuación puedes ver cómo se hace en el caso más común, que es cuando la víctima está consciente, de pie o sentada, y tiene una complexión normal. Ahora bien:

  • Si la víctima es una persona muy obesa o bien es una embarazada, hay que colocar el puño en mitad del esternón.
  • Si la víctima está inconsciente y tumbada en el suelo, hay que colocarla boca arriba y sentarse a horcajadas sobre ella, practicando las presiones en el mismo punto y en la misma dirección, con las manos superpuestas y usando el talón de la mano que está debajo.


 

En esta nota
  • Concurso de comida
  • Pozole

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones