Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

¿Conoces los beneficios de la Chaya? Te compartimos algunos de ellos

La chaya es una planta que crece de forma silvestre y es ideal para el cultivo en casas, jardínes o macetas. Por eso puedes tenerla disponible para consumo cotidiano.

Por Mundo Sano

Después que esté lista y reposada puedes agregarle unas gotas de lima o sal y tomarla al menos 3 veces al día. (Pixabay.)

Después que esté lista y reposada puedes agregarle unas gotas de lima o sal y tomarla al menos 3 veces al día.  | Pixabay.

La planta crece en América Central: Belice, Guatemala, Honduras. En México, como Tabasco y la península de Yucatán. También se observan en  Nigeria, África.

La chaya es rica en hierro y proteína además de fibra cruda, calcio, potasio, vitaminas A y C. Asimismo contiene compuestos carotenoides, minerales magnesio, sodio, cobre y zinc, esenciales para las funciones cerebrales y el crecimiento.

El uso más común de la misma es comer sus hojas crudas en ensaladas aunque también pueden ser ingeridas después de una ligera cocción. 

Según los reportes, si lo tomas como una infusión puedes obtener mejores beneficios como por ejemplo disminuir los niveles de glucosa en la sangre, regular la presión arterial y aportar a tu cuerpo un cúmulo de antioxidantes. 

En el caso de su contenido en hierro te puede ayudar a combatir la anemia así que es  ideal para tener tu hemoglobina en óptimos niveles.

Formas en cómo puedes preparar la chaya

Una de ellas es que puedes utilizar cinco hojas largas de chaya, cortarlas pequeñas y luego proceder a llevar al fuego con un litro de agua. Deben cocinarse por 20 minutos. 

Después que esté lista y reposada puedes agregarle unas gotas de lima o sal y tomarla al menos 3 veces al día. 

También puedes hacerla fría como por ejemplo una agua de chaya con limón. Solo debes tener a la mano: 

  • 8 hojas de chaya, sin tallo
  • El jugo de 4 limones
  • 1 ½ litro de agua
  • ½ taza de azúcar o al gusto

Preparación:

Licua las hojas con ½ litro de agua con el azúcar. Cuela perfectamente y conserva en un envase o jarra. Agrega el resto del agua y el jugo de limón. ¡Ya puedes disfrutarlo!

Con información de Conacyt y Cocina Fácil. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones