Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

¡Alivia el estrés y la ansiedad con tu dieta! Estos alimentos puedes ser tu aliados

El estrés y la ansiedad crónicos pueden representar un riesgo para nuestra salud. 

Por Mundo Sano

Los alimentos que consumimos pueden ayudarnos a controlar los niveles de estrés y ansiedad.(Pexels)

Los alimentos que consumimos pueden ayudarnos a controlar los niveles de estrés y ansiedad. | Pexels

Cuando el estrés y la ansiedad se convierten en algo crónico en nuestro vida, los altos niveles de cortisol pueden afectar de manera directa a diferentes órganos y provocar complicaciones a la salud vascular, al sistema inmune y alteraciones dérmicas. 

De acuerdo con Salut a Prop, una iniciativa conjunta de la Fundació Mutua General de Catalunya y del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, una manera de combatir tanto la ansiedad como el estrés es a través de la alimentación, pues puede ayudar a disminuir las alteraciones que ponen en riesgo a la salud. 

Alimentos para disminuir el estrés

Las sustancias químicas que se encuentran en algunos alimentos pueden ayudar a equilibrar síntomas fisiológicos y psíquicos del estrés y la ansiedad, como son:

  • Vitamina C

La recomendación es consumir cítricos, frutos del bosque, pimientos, tomate, perejil y espinacas.

  • Vitamina B5, B6, B12

Estas nutrientes forman parte del grupo B y tienen una gran cantidad de funciones que se relacionan con un buen funcionamiento del metabolismo y del sistema nervioso.

Puedes encontrarlas en alimentos como cereales integrales, levadura de cerveza, semillas de girasol, legumbres, frutos secos, carne blanca, pescado y huevos. 

  • Triptófano

Este aminoácido es esencial para liberar la producción de serotonina, la cual se encarga de regular el sueño y el estado de ánimo para controlar la ansiedad y el estrés. Lo puedes encontrar en el pollo, plátano, tofu, nueces, pescado y aguacate. 

  • Omega 3 (DHA, EPA)

Se trata de un gran aliado para disminuir la presencia en nuestro organismo de la hormona del estrés y combatir la ansiedad y la depresión. El Omega 3 se encuentra en el pescado azul como las sardinas, salmón, caballa, atún, las nueces, las algas y las semillas de lino. 

  • Fibra

El estrés puede afectar a nuestro sistema digestivo, por lo que se recomienda consumir fibra para favorecer el funcionamiento del intestino.  En este caso debes incluir en tu dieta legumbres, cereales integrales, frutos secos, verduras. 

  • Probióticos

Los probióticos, además de ayudar en este sentido, reducen la actividad emocional del cerebro, lo que beneficia en casos de estrés. Los yogures desnatados son el alimento más adecuado. 

  • Magnesio

Es un mineral impresindible para el funcionamiento de nuestro organismo, pues se encarga de relajar de forma natural los músculos y ejerce un efecto positivo sobre los transmisores nerviosos. 

Consume cereales integrales, legumbres, frutos secos, aguacate, chocolate oscuro. 

  • Selenio

Éste es un antioxidante que se ve disminuido en el organismo cuando nos encontramos en situaciones de estrés crónico. Se pueden regular nuestros niveles de selenio con la levadura de cerveza, el germen de trigo, las nueces y el arroz integral.

  • Zinc

Bajos niveles de zinc pueden provocar síntomas relacionados con el estrés: Defensas bajas, irritabilidad, depresión e impotencia. Consume aves, pescado, leche y nueces para mantener equilibrados los niveles de zinc. 

  • Potasio

Este mineral ayuda a mantener óptima la función del corazón, la salud ósea y juega un papel importante en la digestión y la función muscular. 

Los niveles de potasio pueden bajar cuando hay estrés, por lo que se recomienda consumir frutas como el plátano, el aguacate, las naranjas, verduras, hortalizas. 

  • Infusiones 

Las hierbas con propiedades relajantes pueden ser de gran ayuda cuando se trata de disminuir los nervios. 

Salut a Prop recomienda las siguientes:

  • Romero
  • Ginseng
  • Eleuterococo,
  • Rhodiola
  • Jalea Real

Recuerda que el estrés puede convertirse en un factor de riesgo para la salud cardiovascular, pues puede afectar la tensión arterial. Por ello, se recomienda seguir hábitos saludables que incluyan una dieta sana, ejercicio y prácticas técnicas de relajación. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones