Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Alimentos antiinflamatorios que debes comer para cuidar tu salud

Llevar una dieta antiinflamatoria como su nombre lo indica te ayuda a desinflamar el organismo sobre todo de alimentos que lo provocan. 

Por Mundo Sano

 En estos casos es primordial “la supervisión de un equipo sanitario multidisciplinar, que incluya un dietista-nutricionista”, dice el experto. (Pixabay.)

 En estos casos es primordial “la supervisión de un equipo sanitario multidisciplinar, que incluya un dietista-nutricionista”, dice el experto.  | Pixabay.

Manuel Moñino, dietista-nutricionista y miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética destacó que más que de una dieta se debe hablar de un "patrón dietético saludable”.

También se busca reducir el estado de inflamación que puede ocasionar la activación incorrecta de nuestro sistema inmunitario ante sustancias ajenas o aquellas que produce el propio organismo en enfermedades como  diabetes, obesidad, de tipo cardiovascular, neurodegenerativas, la artritis entre otras.

El especialista explica que este tipo de dieta no solo beneficiará a todos los grupos de edad independiente de su estado de salud o fisiológico.  En estos casos es primordial “la supervisión de un equipo sanitario multidisciplinar, que incluya un dietista-nutricionista”, dice el experto. 

Además, y dado que la dieta antiinflamatoria incluye algunos alimentos que pueden generar alergias o intolerancias, hay introducirlos de forma paulatino para mejorar la adherencia y mantener el patrón de alimentación.

Lo que recomienda el especialista 

Exige tomar más alimentos frescos y olvidarse de los procesados. Por ejemplo están: verduras, frutas, pescados grasos, huevos y carnes blancas,  los lácteos bajos en grasa. Hay que alimentar en comida rica en minerales, vitaminas, antioxidantes, fibra y ácidos grasos, en especial omega 3.

Asimismo consumir verduras de colores brillantes como tomates, zanahorias, calabaza y brócoli. El aceite de oliva, frutos secos,  granos integrales.

 “Su aporte de sustancias bioactivas, como los fitoquímicos (particularmente presentes en la fruta y verdura), los fenólicos y otras sustancias con alta capacidad antioxidante (como los carotenos), contribuyen también a neutralizar el daño celular por oxidación que ocasionarían los radicales libres”, detalla el dietista-nutricionista.

Una lista más detallada

  1. Pescados grasos: atún, sardina, boquerón, arenque, caballa y salmón.
  2. Fruta: cereza, fresas, arándanos, granada, manzana, limón y naranja.
  3. Verduras: brócoli, espinacas, ajo, tomate y cebolla.
  4. Carnes blancas: pollo y pavo.
  5. Aceites y grasas saludables: aceite de oliva virgen extra (AVOE) y aceite de cacahuete.
  6. Legumbres.
  7. Cereales integrales: cebada, avena y salvado.
  8. Huevos.
  9. Frutos secos: nueces, almendras y semillas de lino y calabaza.
  10. Azafrán y cúrcuma.

Recuerda evitar carnes procesadas, azúcar, sal, grasas, harinas blancas y refinadas. 

Con información de Consumer.es

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones