Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

5 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando consumes harinas refinadas en exceso

Las harinas blancas forman parte de una gran cantidad de alimentos y la recomendación es comerlas con moderación. 

Por M. A. González

Las harinas refinadas o blancas se encuentran en una gran cantidad de productos.(Unsplash)

Las harinas refinadas o blancas se encuentran en una gran cantidad de productos. | Unsplash

Las harinas forman parte de una gran cantidad de alimentos que se consumen a diario, como es el pan, las galletas, las pastas, pizzas, bollería, entre otros. 

De acuerdo con el blog de CrearSalud, un proyecto sin ánimo de lucro de Fundación facilisimo que emerge de la visión clara de la importancia que tiene la salud integral, en la mayoría de los casos estos alimentos se producen con harinas refinadas o blancas, un polvo fino que se obtiene al moler un cereal.

Si bien, el consumo moderado de los productos elaborados con harinas refinadas no tiene mayor consecuencia para la salud, este organismo explica que la ingesta en exceso puede deteriorar la salud poco a poco de una forma sigilosa y en ocasiones no suelen relacionarse esos daños con su consumo por estar acostumbrados a estos alimentos. 

El consumo de las harinas refinadas suele tener efectos sobre la salud. Foto: Unsplash

¿Qué le pasa al cuerpo al consumir harinas refinadas?

Al comer harinas refinadas el cuerpo detecta que los niveles de azúcar en la sangre se elevan de forma rápida y el organismo no consigue quemarlo y se transforma en grasa

También sucede que si comes alimentos ricos en harinas refinadas es probable que no te sientas satisfecho, esto debido a que se deja de generar la hormona que actúa en el metabolismo del glucógeno y que se encarga de la saciedad. 

Consumir harinas refinadas provoca también que experimentes una subida de energía al consumirlas pero baja a igual velocidad y ello produce que se bajen los niveles de cortisol, adrenalina y dopamina en la sangre.

La ingesta excesiva de harinas blancas también se relaciona con problemas de alergias, intolerancia al gluten y problemas digestivos. 

Otros efectos, según CrearSalud, son la fatiga y el cansancio debido a que estos alimentos influyen en la química del cerebro y restan energías y  fuerzas al organismo.

Recuerda que una alimentación balanceada y otros hábitos saludables, como hacer ejercicio, pueden ayudarte a mejorar tu salud y prevenir enfermedades como la diabetes y obesidad. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones